XXXIX Congreso de la semFYC - Málaga

del 9 al 11 de mayo de 2019

Comunicaciones: Casos clínicos

A propósito de un caso de un nódulo en la pared del abdomen (Póster)

Ámbito del caso

ATENCIÓN PRIMARIA

Caso multidisciplinar

Motivos de consulta

  • Nódulo subcutáneo en pared abdomen semejante a un lipoma

Historia clínica

Enfoque individual

Antecedentes: Mujer de 66 años sin hábitos tóxicos, no hipertensión, no diabetes, ni otras enfermedades relevantes.

Anamnesis: Acude a consulta de atención primaria por palparse un nódulo subcutáneo en pared abdomen zona flanco derecha que tenía desde hace años, pero que en lo últimos 6 meses ha ido creciendo de forma progresiva.

Exploración: Se palpa en pared anterior del abdomen derecho placa indurada de 1.5 cm, no dolorosa a la movilización, no signos de infección.

Pruebas: ecografía abdomen: nodulo hipoecoico, heterogéneo vascularizado, forma lobulada con un eje mayor de 1.7 cm. iStuada en el borde posterior de la dermis y la grasa subcutánea en la que comprime y deforma. El borde posterior de la lesión está a 1 cm de la superficie cutánea. No corresponde a un lipoma.  

Enfoque familiar y comunitario

Tiene 2 hijos, vive con su marido. Desde hace meses está más preocupada de lo habitual debido a la lesión, motivo que afecta a su vida laboral y familiar.

Juicio clínico, diagnóstico diferencial, identificación de problemas

Sospecha dermatofibrosarcoma protuberans

Diagnostico difrenecial: lipoma, quiste sebáceo, dermatofibroma, cicatriz queloidea,linfoma cutáneo, otros sarcomas.

Tratamiento y planes de actuación

Derivación a dermatología, Extirpación quirúgica y análisis patológico de la pieza.

Evolución

La paciente se derivó a dermatología para estudio de la lesión; actualmente se encuentra asintomática, el nódulo permanece estable y sigue en lista de espera quirúrgica.

Conclusiones (y aplicabilidad para la Medicina de Familia)

El dermatofibrosarcoma protuberans es una neoplasia poco común. Fue descrita por primera vez por Darier y Ferrand en 1924. Se caracteriza por su crecimiento infiltrativo lento, tanto lateral como profundamente. Raramente metastatiza (menos del 5%), más frecuentemente a pulmón, pero también a ganglios linfáticos, hueso, corazón y cerebro. Predomina en adultos entre 20-50 años, raro en niños. Inicialmente aparece como una placa eritematosa asintomática, en tronco, extremidades proximales, cabeza o cuello. Estas lesiones crecen lentamente en meses , eventualmente desarrolla nódulos. El principal tratamiento es la extirpación quirúrgica.  Es importante la función del médico de familia tanto para el diagnóstico como para el seguimiento al ser una lesión de elevada recurrencia. El paciente tendrá un primer contacto con su médico que debe valorar la lesión y vigilar la evolución (tamaño, coloración, dolor, etc.).


Comunicaciones y ponencias semFYC: 2021; Comunicaciones: Casos clínicos. ISSN: 2339-9333

Autores

Martínez Cabello, Rebeca
CS Estepa. ESTEPA
Rodríguez Adame, Carmen
Carmen Rodríguez Adame. SEVILLA