XXXV Congreso de la semFYC - Gijón

del 11 al 13 de junio 2015

Comunicaciones: Casos clínicos

Ageusia (póster)

ÁMBITO DEL CASO

Atención primaria

 

MOTIVOS DE CONSULTA

Pérdida del sentido del gusto

 

HISTORIA CLÍNICA

Enfoque individual

Antecedentes personales: no alergias medicamentosas. HTA, dislipemia, hipotiroidismo, hernia de hiato vértigo, déficit de vitamina B12, diverticulosis. Tratamiento: losartan 25 mg (1-0-0), betahistina 8 mg (1-1-1), atorvastatina 10 mg (0-0-1), Optovite® B12 (1 ampolla/mes), omeprazol 20 mg (1-0-0), levotiroxina  75 mcg (1-0-0).
Enfermedad actual: mujer de 52 años con los antecedentes previos, se diagnostica de onicomicosis en primer dedo de pie derecho (cultivo ungueal positivo a Trichophyton rubrum). El 6 de mayo de 2014 se inicia tratamiento con terbinafina a dosis de 250 mg diario  vía oral.  5 semanas después la paciente consulta por prurito generalizado y pérdida total del gusto con preservación del olfato. No broncoespasmos ni disnea. No lesiones cutáneo-mucosas. No focalidad neurológica ni otra clínica en anamnesis. 

  • Exploración física: afebril, saturación de O2 99%, normohidratada, normoperfundida. La exploración oro-faríngea y neurológica no revela alteraciones.
  • Exámenes complementarios: se realiza una analítica completa con resultados normales

 

Desarrollo

 Ageusia 

Diagnóstico diferencial:

  • Medicamentos
  • Alteraciones nasosinusales o del SNC
  • Diferentes condiciones bucales y linguales como xerostomía, infecciones bacterianas, fúngicas o víricas
  • Enfermedades renales
  • Desórdenes nutricionales o metabólicos

 

Tratamiento

Dada la relación entre la aparición de los síntomas y el inicio del tratamiento antimicótico, descartada otra etiología del trastorno del gusto se decide suspender la terbinafina

 

Evolución

A las 8 semanas empieza a sentir discretamente el sabor saldo, 3 semanas más tarde percibe ligeramente el amargo y a los 6 meses recuperó totalmente el gusto.

 

CONCLUSIONES

  1. La alteración del sentido del gusto puede perturbar significativamente la calidad de vida de los pacientes.
  2. Ante un caso de alteración del gusto es necesario pensar en una posible etiología medicamentosa. Entre 1983 y 2008, los medicamentos con mayor número de notificaciones sospechosas de trastornos del gusto en España fueron: claritromicina, captopril, terbinafina y zopiclona.
  3. Desde 1992 se han descrito con terbinafina alteraciones del gustoacompañadas o no de alteraciones en el olfato. Se consideran factores de riesgo implicados en esta reacción adversa a terbinafina: edad superior a 55 años, IMC bajo y existencia de alteraciones previas del gusto.
  4. Dada la frecuencia con la que prescribimos antimicóticos, es importante que nos familiaricemos con sus efectos adversos para poder detectarlos precozmente.

 

 


Comunicaciones y ponencias semFYC: 2022; Comunicaciones: Casos clínicos. ISSN: 2339-9333

Autores

Abdulkadir Asaad, Hassan
CS Adormideras. A Coruña
Rodríguez Álvarez, Rosa María
CS Adormideras. A Coruña
Sastre Gervás, María Isabel
CS San José-A. A Coruña