XXXVII Congreso de la semFYC – Madrid

del 4 al 6 de mayo 2017

Comunicaciones: Casos clínicos

Al fin veo una morfea (póster)

ÁMBITO DEL CASO

Atención Primaria.

Caso multidisciplinar.

 

MOTIVOS DE CONSULTA

Mujer de 58 años que consulta por la aparición de manchas en la piel, discretamente pruriginosas, sin ninguna otra sintomatología asociada. La aparición ha sido de forma progresiva, pero observa que cada vez tiene más y no desaparecen.

 

HISTORIA CLÍNICA

Enfoque individual

No alergias medicamentosas conocidas. No hábitos tóxicos. Carcinoma ductal de mama diagnosticado hace cuatro años, tratado con cirugía conservadora y radioterapia, con buena evolución, en tratamiento en el momento actual con hormonoterapia (anastrozol).

No refiere sintomatología salvo artralgias que aparecieron desde el inicio del tratamiento con anastrozol, se descartó patología articular inflamatoria y se atribuyeron a efecto secundario de la medicación.
Presenta placas de diferentes tamaños y coloración (rojizas, marrones y nacaradas), escleróticas, que se localizan en tronco, raíz de muslo derecho y hueco poplíteo.

Hemograma, bioquímica, factor reumatoide, proteína C reactiva, anticuerpos antinucleares, TSH y sistemático de orina, que fueron normales.

 

Enfoque familiar

Casada, tiene una hija. Buen ambiente familiar y estabilidad laboral.

 

Desarrollo

Esclerodermia localizada o morfea en placas.

La entidad más representativa de este grupo es la esclerodermia localizada o morfea, importante establecer diagnóstico diferencial con la esclerodermia sistémica debido a su pronóstico. Descartar síndromes esclerodermiformes (asociados a enfermedades inflamatorias, procesos tóxicos o metabólicos, infecciones por borrelia…). Si predomina la esclerosis valorar antecedentes de radioterapia, traumatismo o exposición a tóxicos. Si predomina la atrofia valorar liquen escleroatrofico, necrobiosis lipoidica

 

Tratamiento

Revisamos los efectos secundarios cutáneos de anastrozol pero no correspondían a las lesiones que presentaba nuestra paciente. Interconsultamos con dermatología que realizó el diagnóstico de morfea y amplió el estudio analítico y solicitó otras pruebas complementarias: radiografía de tórax, ECG, microalbuminuria y preguntó sobre síntomas del tipo disfagia, para descartar esclerosis sistémica ya que cursa con afectación a nivel digestivo, cardiovascular, pulmonar, renal. Siendo todos los resultados normales. 

 

Evolución

El servicio de dermatología expuso a la paciente posibilidades terapéuticas y se programó fototerapia.

 

CONCLUSIONES

Debemos aprovechar la experiencia y conocimientos que adquirimos en nuestras consultas y compartirlas a través de sesiones de reversión, comunicaciones a congresos, publicaciones, para facilitar el conocimiento e identificación de patologías que a veces sólo conocemos por la literatura y no esperaríamos encontrarla en nuestras consultas.

 

 


Comunicaciones y ponencias semFYC: 2021; Comunicaciones: Casos clínicos. ISSN: 2339-9333

Autores

Molina Ramos, Juana Maria
CS Villaviciosa de Odón. Villaviciosa de Odón. Madrid
Medina Sampedro, Maria
CS Villaviciosa de Odón. Villaviciosa de Odón. Madrid
Fuentes Cruzado, Joana
CS Villaviciosa de Odón. Villaviciosa de Odón. Madrid