Comunicaciones: Casos clínicos

Cómo manejar la poliatritis en Atención Primaria (póster)

 

ÁMBITO DEL CASO

Atención Primaria.

MOTIVO DE CONSULTA

Poliatritis.

HISTORIA CLÍNICA

Enfoque individual
Varón de 55 años, fumador, diagnosticado de espondilitis anquilosante (EspA) hace 14 años, con tumefacción simétrica de carpos, articulaciones metacarpofalángicas (MTCF), interfalángicas proximales (IFP) y tobillos, rigidez matutina y malestar general desde hace 2 meses. A la exploración, artritis simétrica de dichas articulaciones. Se solicita radiografía de manos, analítica, y se deriva a Reumatología, donde se le trata con prednisona 10 mg, que se disminuye a 5 mg de mantenimiento. En analítica, HLA B-27 +, factor reumatoide (FR): 263 UI/ml, anticuerpos antipéptido citrulinado (CCP): 340 UI/ml, proteína C reactiva (PCR): 63 mg/l y velocidad de sedimentación (VSG): 71 mm/h. Estudio radiográfico de manos y pies normal. 

Enfoque familiar
Paciente joven, activo, independiente para las actividades básicas de la vida diaria. 

Diagnóstico diferencial
Descartando infección, microcristales, artropatía psoriásica, enteropatía y conectivopatías, se concluye la concurrencia de AR y EspA.

Tratamiento
Se trata con metrotexato 10 mg/semanales/subcutáneo que se aumenta hasta 20 mg, hidroxicloroquina 400 mg/día y prednisona 10 mg, que se disminuye a 5 mg de mantenimiento. 

Evolución 
Durante la evolución, el paciente presentó disminución de la intensidad de los síntomas y mejoría clara en la calidad de vida.

CONCLUSIONES

La poliartritis es un motivo de consulta en AP en el que hay que descartar enfermedades sistémicas, autoinmunes e infecciosas. Es recomendable no atribuir siempre los síntomas a patologías ya diagnosticadas. En nuestro caso, los síntomas se relacionaban con una AR y no con su espondilitis ya existente. Además, es el primer caso en La Rioja de la coexistencia de estas dos enfermedades en el mismo paciente. 
Debido al retraso hasta la valoración por especialistas, el médico de Atención Primaria puede contribuir a mejorar los síntomas y el pronóstico de estas enfermedades tratando de manera temprana con dosis bajas/intermedias de corticoides. 
Debemos destacar la importancia de la prevención en Atención Primaria. En enfermedades como la AR y la EspA es importante informar las secuelas musculoesqueléticas, cardiovasculares y pulmonares que podría conllevar un incumplimiento de los tratamientos y un estilo de vida no saludable.  
Está en duda si solicitar o no en AP el HLA B-27, dado que en ocasiones se solicita cuando no es necesario, lo que supone un gasto sanitario, además de una preocupación para el paciente. 


Comunicaciones y ponencias semFYC: 2019; Comunicaciones: Casos clínicos. ISSN: 2339-9333

Autores

Sarmiento Acosta, Elisabet
Médico Residente 2º año. CS Cascajos. Logroño. La Rioja
Flores Robles, Bryan Josué
Hospital San Pedro. Jefe Unidad Docente de Medicina Especializada. Logroño. La Rioja
Cabrera Falcón, Estefanía de los Ángeles
Médico Residente 2º año. CS Cascajos. Logroño. La Rioja