Comunicaciones: Casos clínicos

Cuando la demencia vence al cuidador (Póster)

Ámbito del caso

Atención Primaria.

Motivos de consulta

Alteración de la conducta, agitación.

Historia clínica

Enfoque individual

Paciente varón de 81 años diagnosticado en 2015 de demencia cortical primaria, probable enfermedad de Alzheimer, actualmente en estadio GDS6.

Acude su esposa a revisión de neurología, quienes pautan risperidona 0,5mg y aconsejan incluir al paciente en el programa de seguimiento a pacientes crónicos por demencia del sistema navarro de salud (contemplado si GDS≥5).

Tras dos semanas acude su esposa a nuestra consulta porque desde hace días el paciente está más irritable, agitado y agresivo, e incluso la ha agredido físicamente. 

Enfoque familiar y comunitario

Vive con su esposa y cuidadora principal, y un hijo. Es dependiente para todas las actividades básicas de la vida diaria.

Acude a un centro de día desde las 9 horas las 17 horas.
Su esposa tiene 80 años y debido a la agudización de sintomatología de su marido, se siente desbordada (escala Zarit 66).

Juicio clínico, diagnóstico diferencial, identificación de problemas

Agitación en paciente diagnosticado de demencia tipo Alzheimer.

El principal problema es el manejo domiciliario del paciente, dada la tórpida evolución sintomática, y la elevada edad y circunstancias vitales de su cuidadora principal. 

Tratamiento y planes de actuación

Se incluye en el programa de seguimiento a pacientes crónicos por demencia, tras realizar interconsulta no presencial a la unidad específica, para realizar seguimiento individual y ante cualquier necesidad, podemos acceder al especialista de área de forma rápida y eficaz. Añaden mirtazapina 15mg nocturna y como alternativa trazodona 50mg respondiendo en 24h. Ofertan consulta presencial si no mejora en menos de 48h.

Su esposa acude a trabajadora social y hablamos con el hijo. Se decide ingreso en clínica psico-geriátrica de la zona para compensación psicopatológica como medida intermedia.

Evolución

El paciente es ingresado con buen control sintomático.

Su esposa a pesar de la preocupación, se encuentra más tranquila.

Conclusiones (y aplicabilidad para la Medicina de Familia)

El manejo del paciente con demencia en estadios avanzados puede resultar dificultoso para la familia y cuidadores, quienes suelen verse desbordados e incapaces de manejar la situación.

Como médicos de familia, debemos ocuparnos de abordar junto con la familia las distintas opciones de manejo. 

Es esencial el abordaje multidisciplinar con enfermería, trabajo social, así como, en nuestro caso, la inclusión en la estrategia de 2º nivel del paciente crónico, optimizando el manejo.


Comunicaciones y ponencias semFYC: 2021; Comunicaciones: Casos clínicos. ISSN: 2339-9333

Autores

Palacios Palomares, Cristina
CS Rochapea. Pamplona
Bartolomé Resano, Rafael
CS Rochapea. Pamplona
Erramuzpe Aliaga, Amaia
CS San Jorge. Pamplona