XXXVIII Congreso de la semFYC – Barcelona

del 10 al 12 de mayo de 2018

Comunicaciones: Casos clínicos

Doctora me quema la boca (Póster)

ÁMBITO DEL CASO

Atención Primaria


MOTIVO DE CONSULTA

Molestias en cavidad oral


HISTORIA CLÍNICA

Enfoque individual

Hombre de 51 años sin antecedentes patológicos conocidos ni alergias medicamentosas. No realiza ningún tratamiento de forma habitual.

Consulta por molestias en cavidad oral desde hace dos semanas que se han reagudizando. Explica que en los meses previos ha ido al odontólogo porque se ha realizado dos implantes dentales por los que ha precisado amoxicilina clavulánico. El último fue hace un mes.

Verbaliza sensación de ardor y mal sabor en la boca que le dificulta las ingestas.

Exploración física: Buen estado general, afebril.

En cavidad oral se objetiva lengua eritematosa, depapilada y agrietada con bordes irregulares y placas blanquecinas en su superficie.

Se palpan adenopatías submandibulares blandas, de pequeño tamaño y características inflamatorias.

Enfoque familiar

Paciente sin patología previa conocida, trabaja como gestor en una empresa de transporte de mercaderías. Se realiza un reconocimiento médico anual en el servicio de prevención de su empresa sin haberse detectado hasta la fecha ninguna alteración relevante.

Desarrollo

Juicio clínico: Candidiasis oral

Diagnóstico diferencial: Liquen plano, leucoplasia vellosa, eritema migratorio.

Identificación de problemas: Alteración de la superficie lingual.

Tratamiento

Inicialmente se indicó nistatina en enjuagues, tras el fracaso del mismo se optó por tratamiento oral con Fluconazol 150 mg/día durante 10 días, manteniendo nistatina local y extremando medidas de higiene.

Evolución

Combinando tratamiento oral y tópico , junto con medidas higiénicas, presenta buena evolución con progresiva remisión de la sintomatología.


CONCLUSIONES

La candidiasis oral es una afección relativamente frecuente  en lactantes y ancianos, pero también debe sospecharse en adultos tras haber realizado tratamiento antibiótico o corticoideo y en enfermos inmunodeprimidos. Generalmente el diagnostico es clínico, las placas pueden sangrar ligeramente al desprenderse. En caso de duda  también puede realizarse un frotis para cultivo y confirmación diagnóstica.

Es fundamental realizar medidas higiénicas además del tratamiento farmacológico. Si la afectación es leve se trata de forma tópica local, pero si es mayor suele ser preciso tratamiento sistémico que administrado de manera conjunta con el tópico favorece la curación.


Comunicaciones y ponencias semFYC: 2019; Comunicaciones: Casos clínicos. ISSN: 2339-9333

Autores

Faci Moreno, Carlota
EAP Santa Coloma de Cervelló. Santa Coloma de Cervelló. Barcelona
Paino Pardal, Lidia
Barcelona
Izquierdo Fuentes, Maria Trinidad
CUAP Sant Andreu de la Barca. Sant Andreu de la Barca. Barcelona