XXXIX Congreso de la semFYC - Málaga

del 9 al 11 de mayo de 2019

Comunicaciones: Casos clínicos

Doctora, mi hija me ha dicho que quiere ser un chico (Póster)

Ámbito del caso

Atención Primaria

Caso multidisciplinar

Motivos de consulta

Quiero ser un chico

Historia clínica

Enfoque individual

Antecedentes personales: sin interés.

Anamnesis: acude a consulta una paciente de 14 años con su madre diciendo que quiere ser un chico, mostrando deseos desde los 5 años. Ahora quiere que la ayuden a cambiar de sexo. Últimamente tiene problemas de comportamiento en el colegio y con sus padres.

Exploración: normal.

Enfoque familiar y comunitario

Informamos a la madre y a la paciente de la importancia del apoyo familiar y psicológico en todo el proceso y del abordaje multidisciplinar del tratamiento.

Juicio clínico, diagnóstico diferencial, identificación de problemas

Juicio clínico: transexualidad.

Diagnóstico diferencial: travestismo, intersexo, trastorno de maduración sexual.

Tratamiento y planes de actuación

El abordaje multidisciplinar pasa por tres fases: psicológica, hormonal y quirúrgica. Inicialmente, Salud Mental establece criterios específicos que deben cumplirse antes de iniciar hormonación y cirugía. Antes de la fase quirúrgica se exige más de un año de tratamiento hormonal (reversible), y haber vivido de forma satisfactoria con el rol de género sentido.

Derivamos como primera fase a Salud Mental.

Ofrecemos apoyo y seguimiento durante todo el proceso. 

Evolución

La paciente comienza seguimiento en Salud Mental, para valoración y apoyo psicológico. Mejora los problemas de comportamiento.

Posteriormente es derivada a Endocrinología para comienzo de la fase hormonal.

Conclusiones (y aplicabilidad para la Medicina de Familia)

El trastorno de identidad sexual se inicia a edades muy tempranas y se asocia a intenso malestar. Si la identidad de género está consolidada, no hay motivos para esperar a la mayoría de edad para iniciar el tratamiento hormonal y quirúrgico para el cambio de sexo, a fin de disminuir el sufrimiento psicológico y mejorar la aceptación social y el resultado estético del sexo deseado.

La Ley 2/2014 para la no discriminación por motivos de identidad de género y reconocimiento de los derechos de las personas transexuales de Andalucía, en su artículo 19.6 establece que «Los menores (…) tienen pleno derecho a recibir la atención sanitaria necesaria para garantizar el desarrollo equilibrado y saludable de su identidad de género, con especial atención a la etapa de la pubertad».

Como médicos de familia debemos saber orientar estos casos para ayudar al adolescente y la familia, siendo de suma importancia la detección precoz y el tratamiento integral ya que con ello mejora la calidad de vida y disminuye la comorbilidad mental.


Comunicaciones y ponencias semFYC: 2021; Comunicaciones: Casos clínicos. ISSN: 2339-9333

Autores

Rodríguez Adame, Carmen

Ramos Rufo, Pilar
CS Santa Elena. Zamora