XXXIX Congreso de la semFYC - Málaga

del 9 al 11 de mayo de 2019

Comunicaciones: Casos clínicos

Doctora, no quiero hacerme la prueba (Póster)

Ámbito del caso

Atención Primaria.

Caso multidisciplinar.

Motivos de consulta

Mujer de 34 años, consulta por diarreas de hasta 7 deposiciones al día, de 2 años de evolución, de coloración amarillenta, sin productos patológicos. Refiere que al limpiarse mancha el papel de sangre pero lo relaciona con hemorroides. Se realizan analítica sanguínea, colonoscopia y cultivos negativos. Tras vacaciones en Italia, la paciente se da cuenta que empeora el cuadro con la ingesta de gluten. Se deriva a digestivo quienes recomiendan restricción de gluten para ver evolución, y piden estudio con HLA por posible celiaquía.

Historia clínica

Enfoque individual

      • Antecedentes personales: sin interés.

      • Exploración: Abdomen blando, depresible, no doloroso, sin signos de irritación peritoneal. No se palpan masas ni vesceromegalias. Peristaltismo+.

      • Pruebas complementarias:

        • AS completa (incluida tiroides y anticuerpos celiaquía) normal.

        • Coprocultivos y estudio de parásitos negativos.

        • Colonoscopia con biopsia: Cambios inflamatorios inespecíficos, resto normal.

        • Estudio HLA (pedido por digestivo): Positivo.

Enfoque familiar y comunitario

Casada, vive con su marido, nivel socioeconómico medio.

Juicio clínico, diagnóstico diferencial, identificación de problemas

Celiaquía versus intolerancia al gluten.

Tratamiento y planes de actuación

Dieta sin gluten.

Evolución

Tras retirada de gluten mejoría de las diarreas. Estudio HLA pedido en digestivo positivo. Se le ofrece a la paciente realización de biopsia duodenoyeyunal para confirmar el diagnóstico de celiaquía. Dado que en el momento actual, tras la dieta sin gluten, se encuentra asintomática, y que la biopsia no cambiará la actitud terapéutica a seguir, la paciente decide rechazar la realización de más pruebas diagnósticas.

Conclusiones (y aplicabilidad para la Medicina de Familia)

El médico de familia tiene que aceptar la autonomía plena del paciente para decidir libremente sobre las opciones clínicas disponibles, tal y como recoge el código deontológico. El paciente, por lo tanto, puede rechazar una prueba o un tratamiento, y el médico debe respetar dicha decisión, ofreciendo al paciente la mejor alternativa. Además, en este caso hay que tener en cuenta que la prueba a la que se iba a someter la paciente podía acarrear riesgo de iatrogenia y no iba a cambiar la actitud terapéutica a seguir. Una de las bases de una buena relación médico-paciente es respetar las medidas que quiera tomar el paciente sobre su salud.


Comunicaciones y ponencias semFYC: 2021; Comunicaciones: Casos clínicos. ISSN: 2339-9333

Autores

Gramuglia Núñez, Caterina
CS Torrero-La Paz. Zaragoza
Sainz Arellano, Cristina
CS Torrero-La Paz. Zaragoza
Pico Soler, María Victoria
CS Torrero-La Paz. Zaragoza