XXXIV Congreso de la semFYC - Gran Canaria

del 12 al 14 de junio 2014

Comunicaciones: Casos clínicos

Doctora, veo animales como si fueran monstruos (póster)

ÁMBITO DEL CASO
Atención primaria.

Caso multidisciplinar.

 

MOTIVOS DE CONSULTA

Episodios de visión de “formas animales como si fueran monstruos” de 2-3 meses de evolución.

 

HISTORIA CLÍNICA
Enfoque individual

Antecedentes personales: sin antecedentes patológicos de interés. Niega consumo de tóxicos ni medicamentos.

 Anamnesis: viene a la consulta por la insistencia de su hermana. Ella no quería consultar porque la situación le resulta muy vergonzosa. Desde hace unos 2 o 3 meses presenta episodios de visión de formas animales, algunas abigarradas que le recuerdan monstruos junto con olvidos frecuentes.

Exploración: constantes vitales y exploración por aparatos normal.

Pruebas complementarias: TAC craneal: lesiones calcificadas redondeadas (3), la mayor de 2cm de diámetro en zona occipital derecha.

 

Enfoque familiar

Natural de Guatemala , hace más de 15 años que reside aquí, ha viajado en algunas ocasiones a su país de origen. Vive con su hermana afectada de necrosis bilateral de cadera y paralisis facial recidivante. Trabaja realizando tareas de limpieza de forma esporádica.  

 

Desarrollo

La paciente critica las visiones, no le producen clínica de ansiedad y las reconoce como algo irreal que  “viene de su cabeza”, por tanto no parece que se trate de un delirio, de una paranoia, ni un síndrome confusional sino de una ilusión.

Las principales causas de las ilusiones son: consumo o deprivación de tóxicos, lesión ocupante de espacio en sistema nervioso central, crisis comicial, aura migrañosa o neuritis óptica.

Las imágenes calcificadas del TAC nos orientan  a causas infecciosas o tumorales.

El servicio de neurología junto con el de infecciosas establecieron el diagnóstico de CISTICERCOSIS CEREBRAL, el electroencefalograma fue patológico registrando cierta actividad focal occipital sin afectar a hemisferio contralateral.

 

Tratamiento

 La neurocisticercosis es la infección por la larva de la taenia solium, un helminto intestinal endémico de América Central.

El tratamiento depende de la localización, el momento del ciclo y el número de lesiones. A nuestra paciente se le recomendó: albendazol, dexametasona, carbamazepina. 

 

Evolución

Desapareció la clínica.

 

CONCLUSIONES

Una correcta anamnesis permitió hacer un diagnóstico de sospecha (ilusión por lesión ocupante de espacio) decidir la prueba complementaria más adecuada  (tac cerebral urgente) y derivar posteriormente a neurología, y nos permitió evitar una derivación a urgencias y a psiquiatría.

 

 


Comunicaciones y ponencias semFYC: 2021; Comunicaciones: Casos clínicos. ISSN: 2339-9333

Autores

Guix Font, Laia
EAP Gótic. Barcelona
Estella Sánchez, Laura
CAP Montcada i Reixac. Barcelona
Serrano Solano, Laura
CAP Gótic. Barcelona