Comunicaciones: Casos clínicos

El sexto sentido del médico y la médica de familia (Póster)

Ámbito del caso

Atención primaria, servicios de urgencias. 

Motivos de consulta

Epigastralgia, fiebre, cefalea. 

Historia clínica

Enfoque individual

Mujer de 35 años, sin antecedentes relevantes de interés, consulta en urgencias hospitalarias el día 10/05 por epigastralgia de dos días de evolución y fiebre termometrada de 38.5ºC. Por epidemiología COVID-19 y estabilidad de la paciente, se realiza test antigénico rápido, que es negativo, y PCR, enviándose a casa a la espera de resultados con tratamiento sintomático. 

Enfoque familiar y comunitario

El día 11/05 por la mañana, contacta con nosotros -sus médicos de cabecera- por aparición de cefalea intensa. Citamos a la paciente. Nos llama la atención el comportamiento de la paciente, con leve bradilalia, movimientos enlentecidos e irritabilidad, en una mujer que normalmente era de habla rápida, gesticular y extremadamente cortés. En la exploración física destaca febrícula de 37.5ºC, TA 115/75, con dolor a la palpación de fosas ilíacas. Sin alteraciones neurológicas, aparte de las mencionadas. Comentamos caso con adjuntos de guardia del hospital y derivamos para estudio de extensión.

Juicio clínico, diagnóstico diferencial, identificación de problemas

A su llegada a urgencias se realizan:
- Analítica: hiponatremia 132 mmol/L, PCR 11mg/L.
- PCR: negativa.
- TC cráneo: sin lesiones intracraneales agudas.
- Hemocultivos: negativos.  

Tratamiento y planes de actuación

La paciente presenta mejoría clínica con tratamiento sintomático endovenoso, pero aparece alteración a la marcha, con aumento de la base de sustentación y romberg positivo con retropulsión. Se realiza punción lumbar bajo sospecha de afectación central, confirmándose meningoencefalitis herpética por VHS-2. 

Evolución

Ingreso en medicina interna para tratamiento endovenoso con aciclovir y control evolutivo. 

Conclusiones (y aplicabilidad para la Medicina de Familia)

Como médicos de familia tenemos la suerte de acompañar a nuestros pacientes durante años, conociendo su forma de vivir y de expresarse. Detectamos, incluso a veces antes que ellos mismos, pequeños matices en su comportamiento que pueden ayudarnos a desenterrar patología encubierta. Como bien este caso certifica, el sexto sentido del médico/a de familia nace del conocimiento de cada uno de nuestros pacientes, haciéndose más patente con cada consulta que realizamos. 

Comunicaciones y ponencias semFYC: 2021; Comunicaciones: Casos clínicos. ISSN: 2339-9333

Autores

Escoz Torné, Anna
Hospital Universitario Mútua de Terrassa. Barcelona