XXXV Congreso de la semFYC - Gijón

del 11 al 13 de junio 2015

Comunicaciones: Resultados de investigación

Inhibidores de la bomba de protones: ¿podemos deprescribir? (póster)

OBJETIVO

El uso de inhibidores de la bomba de protones (IBP) se ha incrementado en los últimos años en la mayoría de países occidentales, existiendo una tasa elevada de utilización incorrecta (según criterios de indicación establecidos por las sociedades científicas), y un aumento del gasto farmacéutico que justifica la elaboración de una actuación encaminada a su utilización racional.

Objetivos: Evaluar la adecuación de una intervención para revisar la indicación de IBP según los criterios establecidos en la guías clínicas, mediante la valoración del profesional de un listado con todos sus pacientes tratados con IBP.

 

MATERIAL Y MÉTODOS

Estudio descriptivo transversal.

Periodo: primer trimestre de 2014.

Profesionales:15 médicos de familia(MF) de un CAP urbano con cobertura a 45.000 habitantes.

Actuación:Revisión y valoración de listados de pacientes tratados con IBP, y decisión individual de cada MF de deprescribir .

Población: 1465 pacientes tratados con IBP.

RESULTADOS

Se evaluaron un total de 1465 pacientes. Hombres:39,2%.

Edad media:73,9(DS:13,6).Rango edad:19-107.

Se deprescribió IBP en 324 casos(22,1%), siendo el omeprazol, el IBP más retirado:309 casos(95,3%).

El porcentaje de deprescripción(%)/mantenimento(%) fué 7,2/91,3 en pacientes antiagregados, 88,8/11,2 en anticoagulados, 3,4/96,6 en tratados con corticoides, 2,9/97,1 con AP de úlcera, 2,8/94,4 con AP de hemorragia digestiva, 0/100 en antecedentes de perforación, 84,25/15,2 en AP de reflujo gastroesofágico(RGE).

Se ha observado una asociación estadísticamente significativa (p<0,05) entre la decisión de deprescripción y el tratamiento con cortisona, anticoagulantes, antiagregantes y la existencia de úlcera o RGE.

CONCLUSIÓN

La revisión de listados de pacientes tratados con IPB es un buen método para mejorar la prescripción, manteniéndolo en las situaciones que aconsejan las guías clínicas (tratamiento concomitante con antiagregantes, anticoagulantes, corticoides o situaciones de riesgo: antecedentes de úlcera, perforación, hemorragia o RGE) y deprescribiendo cuando no está justificada la indicación.

El uso racional de los IBP favorece la disminución  de interacciones y  efectos secundarios farmacológicos no deseados, disminuye el gasto farmacéutico  y por tanto mejora la calidad de la prescripción.

 

 


Comunicaciones y ponencias semFYC: 2021; Comunicaciones: Resultados de investigación. ISSN: 2339-9333

Autores

Verdú Arnal, Montserrat
CAP Roger de Flor. Barcelona
Cuixart Costa, Lluís
EAP Dreta Eixample. Barcelona
Sabaté Augé, Núria
EAP Dreta Eixample. Barcelona
Galindo Montane, Elena
EAP Dreta Eixample. Barcelona
Bermúdez Rengifo, Ingrid
EAP Dreta Eixample. Barcelona
Zamora Mestre, Silvia
EAP Dreta Eixample. Barcelona