Comunicaciones: Casos clínicos

Lesiones purpúricas en el adulto mayor: no siempre se deben a fragilidad capilar (póster)

Ámbito del caso

Mixto

 

Presentación

Introducción: las lesiones cutáneas hemorrágicas son un motivo de consulta frecuente en adultos mayores, y habitualmente son atribuidas a fragilidad capilar. Como médicos de Atención Primaria, ante una lesión purpúrica debemos tener presentes las diferentes causas para realizar un correcto abordaje y diagnóstico diferencial. Motivo de consulta: lesiones en piel. Antecedentes personales: sin alergias conocidas, hipertensión arterial, insuficiencia cardíaca diastólica. Enfermedad actual: mujer de 88 años que acude a consulta por un cuadro de cuatro días de evolución de lesiones cutáneas sobreelevadas viólaceas con tendencia a la confluencia en las extremidades inferiores hasta las rodillas, que empezó tras iniciar tratamiento antibiótico con ciprofloxacino por cistitis. No presenta fiebre ni otros síntomas asociados. Exploración física: lesiones purpúricas sobreelevadas de 4-6 mm a nivel de ambas EEII con tendencia a la confluencia. Exploraciones complementarias: analítica: Hb: 96 g/l, hematocrito: 29 %, VCM: 89, plaquetas: 197.000, leucocitos: 6.400, glucosa: 5,6 mmol/l, urea: 8,8 mmol/l, creatinina: 132 umol/l, Na: 141 mmol/l, K: 4,20 mmol/l, TTPA: 0,79, TP: 1,04. Anticuerpos antinucleares, antimitocondriales, antimúsculo liso negativos. C3 y C4 normales. Serologías hepatitis y VIH negativas.

 

Desarrollo

Diagnóstico diferencial: púrpura senil; trombocitopenia; coagulopatías; vasculitis. Juicio clínico: vasculitis leucocitoclástica farmacológica.

 

Conclusiones

Las vasculitis leucocitoclásticas engloban un grupo de procesos clínico-patológicos caracterizados por inflamación y necrosis de la pared de los vasos sanguíneos. Están mediadas por mecanismos inmunológicos secundarios a patologías infecciosas, sistémicas o fármacos. Se manifiestan como una púrpura palpable, que evoluciona a pápulas violáceas que dejan hiperpigmentación residual. Habitualmente se localizan en zonas declives o de presión, sobre todo en el tercio inferior de las piernas. Tienen buen pronóstico y evolución. El tratamiento se basa en reposo con elevación de las extremidades. En cuadros prolongados o cuando existe un proceso subyacente puede ser necesario instaurar un tratamiento con corticoides orales e inmunosupresores, además de tratar el cuadro de base desencadenante de la vasculitis.

 


Comunicaciones y ponencias semFYC: 2021; Comunicaciones: Casos clínicos. ISSN: 2339-9333

Autores

Castell Slacke, Tania
ABS Sant Josep. Hospitalet de Llobregat. Barcelona
Chong Zhao, Marisol
ABS Sant Josep. Hospitalet de Llobregat. Barcelona
Vargas Roca, Ingrid
ABS Sant Josep. Hospitalet de Llobregat. Barcelona
Alcober Morte, Laia
ABS Sant Josep. Hospitalet de Llobregat. Barcelona
Estrada Alifonso, Cinta Elvira
ABS Sant Josep. Hospitalet de Llobregat. Barcelona
Manzanares Isabel, Roberto
ABS Sant Josep. Hospitalet de Llobregat. Barcelona