XXXIX Congreso de la semFYC - Málaga

del 9 al 11 de mayo de 2019

Comunicaciones: Casos clínicos

Lo malo de tener un déficit de vitamina b1 (Póster)

Ámbito del caso

Atención primaria

Caso multidisciplinar

Motivos de consulta

Vómitos de semanas de evolución y pérdida de fuerza

Historia clínica

Enfoque individual

Paciente de 32 años, con obesidad mórbida de años de evolución y en el que se practica gastrectomía vertical en octubre de 2017. Un mes después acude a la consulta por vómitos de varios días de evolución, sin presentar signos ni síntomas que sugieran complicaciones. Al persistir los vómitos intermitentes, se realiza analítica, que es normal. Al cabo de varias semanas los vómitos son continuos, por lo que se deriva al paciente a urgencias del hospital de referencia, descartándose complicaciones (tras haberse realizado TAC y gastroscopia). Sin embargo, tres meses después de la intervención, el paciente inicia cuadro de pérdida de fuerza progresiva en miembros inferiores, llegando a caerse al suelo.

Enfoque familiar y comunitario

Trabaja de electricista, vive con pareja y hijo menor de edad. Completamente independiente para las ABVD hasta la enfermedad actual.

Juicio clínico, diagnóstico diferencial, identificación de problemas

Por la clínica expuesta, el paciente es derivado al servicio de neurología, donde se diagnostica de Síndrome Beriberi por déficit de vitamina B1, siendo el principal diagnóstico diferencial con Sd. Guillen-Barre.

Tratamiento y planes de actuación

Se inició tratamiento con Vitamina B1(y en un primer momento con inmunoglobulinas iv, ya que no se podía descartar en ese momento posible Sd.Guillen-Barre). Tras comprobar estabilidad clínica se inició fisioterapia en hospital de larga estancia durante 10 meses, que se ha prolongado en este momento de forma ambulatoria.

Evolución

En este momento Barthel 85- dependencia moderada, con mejoría lenta con rehabilitación. Además presenta cuadro ansioso-depresivo reactivo a enfermedad, con buena respuesta a tratamiento farmacológico.

Conclusiones (y aplicabilidad para la Medicina de Familia)

Aunque en nuestro medio no es una enfermedad endémica, cada vez se reportan más casos de esta patología. En adultos se describen dos presentaciones, la seca (si predominan los síntomas neurológicos), y la húmeda (si predominan los síntomas cardiovasculares). Generalmente es causada por dietas insuficientes o desequilibradas así como por alteraciones funcionales como diarreas o malabsorción. Asimismo también puede verse en alcoholismo, anorexia, cirugías gastrointestinales, quimioterapia o hemodiálisis. Por dicho motivo, en paciente con síntomas neurológicos y gastrectomizados, debemos tenerlo en cuenta. 


Comunicaciones y ponencias semFYC: 2021; Comunicaciones: Casos clínicos. ISSN: 2339-9333

Autores

Vidal Ribas, Cristina
Alaro- Binissalem. BINISSALEM
Guillen Castillo, Maria del Mar
Ubs Porreres. Porreres
Ramírez Manent, José Ignacio
CS de Calvià. Calvià