Comunicaciones: Casos clínicos

Lo que el paciente no te cuenta, pero conoces (Póster)

Ámbito del caso

Atención primaria.

Motivos de consulta

Dolor articular generalizado.

Historia clínica

Enfoque individual

Varón de 51 años de edad con antecedentes personales de HTA, esteatosis hepática, SAHS, tabaquismo, psoriasis sin afectación articular, y desprendimiento de retina. Solicita valoración telefónica por dolor articular generalizado, con edema localizado en el tobillo izquierdo de diez días de evolución. Se inicia pauta de AINES, sin mejoría. Al reinterrogar al paciente refiere contactos sexuales de riesgo, por lo que se solicita analítica básica, con orina, urocultivo y serología para ETS.En la analítica destaca una elevación de reactantes de fase aguda (PCR 2.69, VSG 87), y urocultivo positivo para chlamydia.

Enfoque familiar y comunitario

Separado recientemente, mantiene varias parejas en la actualidad.

Juicio clínico, diagnóstico diferencial, identificación de problemas

Sospecha diagnóstica de síndrome de Reiter.Diagnóstico diferencial: artritis -infecciosa, psoriásica, reumatoide, por microcristales, postraumática, LES, sarcoidosis...

Tratamiento y planes de actuación

Se inicia pauta antibiótica y corticoides orales.

Evolución

Se contacta por mail con reumatología exponiendo el caso y se pauta salazopyrina, desistiéndose por desabastecimiento, y prednisona con aumento de dosis hasta 60 mg diarios para control de la clínica, planteando descenso tras 20 días de tratamiento ante mejoría, y se añaden calcio y vitamina D. Se consensúa descenso lento de corticoides y se añade risendronato semanal, sin ser necesario asociar otros inmunosupresores por buena evolución. Tras 8 meses de corticoterapia se realiza retirada completa.

Conclusiones (y aplicabilidad para la Medicina de Familia)

El síndrome de Reiter es una artritis reactiva ocasionada por una infección a distancia, de tipo gastrointestinal o genitourinaria, siendo ésta última en muchos casos asintomática, por lo que es importante tener siempre en mente esta posibilidad diagnóstica e interrogar sobre los contactos sexuales en la medida en la que lo creamos relevante. En este caso, conocer la  situación personal del paciente, facilitó la sospecha para estudiar e iniciar tratamiento para la ETS, y el contacto con reumatología en un momento de pandemia sin precisar derivación, ayudó a controlar la farmacoterapia de forma conjunta.

Comunicaciones y ponencias semFYC: 2022; Comunicaciones: Casos clínicos. ISSN: 2339-9333

Autores

Romero Sastre, Olga
CS Los Yébenes. Madrid
Arpa García, Silvia
CS Los Yébenes. Madrid
Rabanal Basalo, Alejandro
CS Los Yébenes. Madrid