XXXIX Congreso de la semFYC - Málaga

del 9 al 11 de mayo de 2019

Comunicaciones: Casos clínicos

Miasis cutanea forunculoide (Oral)

Ámbito del caso

Urgencias Hospitalarias

Caso multidisciplinar

Motivos de consulta

4 lesiones en espalda desde 1 mes y medio tras viaje a Bolivia,  pauta antibiótica sin mejoría.

Historia clínica

Enfoque individual

Mujer 31 valorada en urgencias. Hace un mes y medio en Bolivia refiere 4 lesiones en espalda con prurito perilesional, dolor punzante “como si tuviera un aguijón” y  reacción papulosa pruriginosa.

En domicilio persisten lesiones que presentan claro orifico, con escasa supuración serohemática. Malestar, decaimiento y quebrantamiento, sin fiebre. Cura con  pomadas antibióticas, agua y jabón, sin mejoría.

MAP sospecha sobreinfección de picaduras y pauta pomada de betametasona/gentamicina y Amoxicilina/Ácido Clavulánico.

Derivada a Dermatología, tras cultivos positivos a S. Pasteurii (resistente a Mupirocina), tratada con ácido fusídico y trimetoprim/sulfametoxazol, sin mejoría.

La noche de la consulta, su pareja extrae una larva por lo que deciden acudir al Servicio de Urgencias.

Juicio clínico, diagnóstico diferencial, identificación de problemas

Miasis cutánea.

Comparación con imágenes de miasis, sumado a una correcta anamnesis, se identifica como probable larva de mosca Dermatobia Hominis.

¿Cuál es la clave para diagnóstico precoz de Miasis cutánea?

Tratamiento y planes de actuación

En Urgencias, se realiza anamnesis completa de exposiciones y contactos. No hay otros convivientes afectos.

Administración de Tetracaína/adrenalina sublesional y tras aplicación de vaselina para asfixia, se procede a extracción de 3 larvas con mosquito y pinzas Adson.

Curan con povidona yodada y cierre de orificios por segunda intención.

Evolución

Curación de lesiones

Conclusiones (y aplicabilidad para la Medicina de Familia)

Dermatobia hominis es la mosca que más frecuentemente produce miasis forunculosa. Plaga parasitaria común en toda Centroamérica y Sudamérica. Casos como este han aumentado en Europa y en Norteamérica, como consecuencia del aumento de los viajes internacionales. Su diagnóstico en áreas no endémicas pasa desapercibido por la baja sospecha clínica. Por lo tanto, cabe destacar la importancia de la anamnesis en pacientes con lesiones cutáneas tras haber realizado viajes a países tropicales.

Se debe sospechar miasis cútanea ante lesiones cutáneas forunculoides que no mejoran tras terapia antibiótica, con sensación de movimiento intralesional y viaje reciente a país tropical.

Se recomienda realizar la extracción de la larva y administración sistémica de antibioterapia para controlar la infección secundaria. La extracción se realiza mediante aplicación de sustancias tóxicas para las larvas, asfixia de las mismas mediante técnicas de hipoxia localizada y desbridamiento mecánico o quirúrgico.


Comunicaciones y ponencias semFYC: 2019; Comunicaciones: Casos clínicos. ISSN: 2339-9333

Autores

Otaegui Uribeecheverria, Ion
Hospital Universitario de Donostia. Guipuzkoa
Lopez Romero Sevillano, Patricia Maria
Hospital de Zumarraga. Guipuzkoa