Comunicaciones: Casos clínicos

Miedo a la cefalea en racimos, ¿por qué? (sin defensa)

ÁMBITO DEL CASO

Atención Primaria.

 

MOTIVO DE CONSULTA

Agravamiento de migraña crónica.

 

HISTORIA CLÍNICA

Enfoque individual

Varón de 53 años, fumador, sin alergias conocidas y con antecedentes de migraña crónica de manejo complejo. Buenos controles desde octubre de 2016 en tratamiento preventivo (TP) con topiramato 25 mg/48 h +y eletriptán y/o naproxeno como tratamiento agudo..

En enero de 2017 solicita valoración por empeoramiento clínico. Desde hace unos meses presenta episodios de dolor muy intenso, punzante en hemicara y retro-ocular izquierdo con lagrimeo, que hace que se despierte y autolimita en pocos minutos. Episodios previos de cefalea de las mismas características desde 2015.

Exploración física y neurológica normal. TC craneal normal.

 

Enfoque familiar

Antecedentes familiares de migraña.

 

Diagnóstico diferencial

Cefalea en racimos (confirmado mediante interconsulta telefónica con Neurología),

migraña, hemicránea paroxística, neuralgia del trigemino.

 

Tratamiento

Se aumenta la dosis de topiramato progresivamente.

De acuerdo con Neurología, se inicia tratamiento con cortisona 30 mg/8 horas y TP verapamilo 80 mg/8 horas, manteniendo el topiramato a dosis actuales de 25 mg/12 horas.

 

Evolución

- A la semana, el paciente presenta mejoría clínica, por lo que se inicia pauta descendente corticoidea. A los 15 días no ha sufrido nuevos episodios; deja de tomar verapamilo y mantiene como TP topiramato 25 mg/12 h.

- En abril de 2017, es valorado por Neurología, que le aumenta la dosis de TP topiramato a 100 mg/12 h y como tratamiento agudo zolmitriptán nasal.

- Control al mes, clúster controlado persistiendo cefalea tensional crónica. Se añade Tryptizol a dosis bajas y topiramato como TP, con eletriptán para los episodios de reagudización de la migraña y AINE para la cefalea tensional.

- En junio de 2017 refiere estar libre de dolor.

 

CONCLUSIONES

- La cefalea en racimos aparece en 1/1.000 pacientes y es la tercera cefalea primaria en frecuencia. Los signos y síntomas clínicos son característicos y la definen bien (criterios IHS-2013). Dada su frecuencia y diagnóstico clínico, deberíamos manejarlo en la consulta de Atención Primaria.

- Según la bibliografía, el retraso en el diagnóstico es de 4,9 años, con un error del 57%. La importancia de este caso radica en que el diagnóstico, y por tanto el tratamiento agudo y preventivo, se realizó desde Atención Primaria, con una mejoría notable de la calidad de vida de este paciente, sin costes adicionales, lo que nos plantea un reto: ¿por qué tener miedo al manejo inicial de la cefalea en racimos en Atención Primaria?

 


Comunicaciones y ponencias semFYC: 2022; Comunicaciones: Casos clínicos. ISSN: 2339-9333

Autores

Alonso Torres, Abraham
CAP de Canet de Mar. Barcelona
Calvo Martínez, Eva Maria
CAP de Canet de Mar. Barcelona
Esoada Olivan, Fernando Jose
Hospital Sant Jaume de Calella. Barcelona