XXXVIII Congreso de la semFYC – Barcelona

del 10 al 12 de mayo de 2018

Comunicaciones: Casos clínicos

No me veo los pies (Póster)

ÁMBITO DEL CASO

Atención primaria.

Caso multidisciplinar


MOTIVO DE CONSULTA

Alteración visual


HISTORIA CLÍNICA

Enfoque individual

Mujer de 65 años, sin alergias conocidas, fumadora de 20 cigarrillos/día, enolismo; hipertensión arterial, hipercolesterolemia. EPOC y SAHS en tratamiento con CPAP.  Anemia. Hipermetropía de + 2.50/2.75 en Ojo derecho/Ojo Izquierdo.

Acude refiriendo desde hace 4 horas, al despertar, pérdida visual en hemicampo inferior del ojo Izquierdo, continua. No dolor ocular, ni cefalea ni otra focalidad.

Exploración física:

Hipertensa y taquicárdica. Muy ansiosa.

NRL: consciente y orientada, pupilas isocóricas déficit de reacción a la luz relativo directo y consensuado al iluminar el ojo izdo. Pares craneales normales. MOES conservados. No alteraciones de la sensibilidad. Campimetría por confrontación: hemianopsia altitudinal inferior.Resto de exploración neurológica sin alteraciones. 

Fondo de ojo con oftalmoscopio directo: borramiento de papila y hemorragias papilares.

ACR: sin alteraciones.

Reinterrogamos a la paciente, niega cefalea, claudicación mandibular, sensibilidad en cuero cabelludo, dolores en cintura escapular o cintura pélvica, anorexia, pérdida de peso o  fiebre. 

Solicito ECG, que no muestra alteraciones 

Enfoque familiar

Sin antecedentes familiares. 

Desarrollo

Sospecha de Neuritis óptica. 

Tratamiento

Derivo a urgencias de oftalmologia. 

Evolución

En urgencias solicitan analítica con VSG y PCR descartando neuropatía óptica isquémica arterítica y nos la derivan de nuevo para control de factores de riesgo cardiovascular aconsejando evitar tratamiento antihipertensivo al acostarse. Segurirá controles periódicos con neurooftalmología.


CONCLUSIONES

La neuropatía óptica isquémica anterior (NOIA) es causa  frecuente de pérdida súbita indolora de visión; afecta a mauyores de 50 años. Presenta 2 formas, arterítica (por arteritis de células gigantes) y no arterítica (NOIANA). 

La NOIANA es más frecuente que la arterítica, presente en pacientes con factores de riesgo cardiovascular: hipertensión arterial en tratamiento antihipertensivo, que puede provocar hipotensión nocturna, considerada una de las causas de NOIANA,  diabetes mellitus, hipercolesterolemia y tabaquismo.

No tiene  tratamiento específico, ni la aspirina ni el control de los factores de riesgo cardiovascular mejoran los resultados ni disminuyen la posibilidad de un nuevo evento, pero su control ayuda a prevenir riesgo de eventos cardiovasculares e ICTUS. Se recomienda  administrar la medicación antihipertensiva por la mañana para evitar hipotensión nocturna. 

En pacientes  tratados con inhibidores de la 5-fosfodiesterasa, amiodarona, interferón alfa y simpaticomiméticos que han presentado una NOIA, valorar retirada o cambio por otra medicación al poder ser los causantes.


Comunicaciones y ponencias semFYC: 2022; Comunicaciones: Casos clínicos. ISSN: 2339-9333

Autores

Riutort Thomas, Maria de la Esperanza
Hospital Universitari Son Espases. Palma. Illes Balears
Alfaro García-Belenguer, Elena
Hospital Universitari Son Espases. Palma. Illes Balears
Ortega Pérez, Juan
Hospital Universitari Son Espases. Palma. Illes Balears