Comunicaciones: Casos clínicos

No todo son síntomas del tracto urinario inferior (Póster)

Ámbito del caso

Atención Primaria.

Motivos de consulta

Mujer de 35 años con disuria y molestias hipogástricas.

Historia clínica

Enfoque individual

Trastorno adaptativo con crisis de ansiedad. Síndrome de intestino irritable. Convivencia en pareja.

Enfoque familiar y comunitario

Consultó en Urgencias hospitalarias por disuria. En analítica solo destacaba una leucocitosis de 13.800 mm. Diagnosticada de infección urinaria fue tratada con cefuroxima. Acudió a nuestra consulta una semana después por empeoramiento clínico. La anamnesis constató dolor de dos semanas de evolución en hipogastrio y fosa ilíaca derecha (FID) junto a dispareunia. Se sospechó dolor pélvico de origen ginecológico. Ante la presencia de cursos subagudos en contexto clínico similar y sin datos de alarma para derivar a urgencias debemos plantearnos como diagnóstico diferencial: Embarazo ectópico. Enfermedad Pélvica Inflamatoria (EPI). Tumores. Otras causas.

Juicio clínico, diagnóstico diferencial, identificación de problemas

Para un diagnóstico adecuado en este contexto cínico es imprescindible una exploración ginecológica y como posibles pruebas complementarias: test de embarazo, hemograma, cultivo y/o una ecografía abdominopélvica. La exploración ginecológica reveló una movilización cervical dolorosa con parametrios empastados al tacto bimanual. La EPI es una infección aguda del tracto genital superior femenino. Su diagnóstico es clínico basado en los criterios de Hager modificados. Nuestra paciente cumplía los 3 mínimos (puramente clínicos) y uno adicional (leucocitosis en la analítica de urgencias). Con diagnóstico clínico de EPI se inició tratamiento empírico.

Tratamiento y planes de actuación

Con la sospecha de EPI y previo exudado endocervical se inició tratamiento con metronidazol más doxiciclina. Se realizó seguimiento clínico estrecho.

Evolución

La clínica remitió progresivamente a lo largo de 2 semanas. En el exudado endocervical se aisló Ureaplasma spp (patógeno en este contexto) confirmando así el diagnóstico clínico de EPI.

Conclusiones (y aplicabilidad para la Medicina de Familia)

Los procesos ginecológicos deben constituir parte del diagnóstico diferencial del dolor abdominal bajo en mujeres sexualmente activas. En la EPI su sospecha e indicación de iniciar tratamiento son clínicas. Es necesario replantearse el origen ginecólogico ante clínica sugestiva de ITU con presencia de síntomas como leucorrea o dispareunia y/o que evolucione tórpidamente, pues permitirá un tratamiento más precoz, evitar antibioterapia inadecuada y una prevención de posibles complicaciones graves.  

Comunicaciones y ponencias semFYC: 2022; Comunicaciones: Casos clínicos. ISSN: 2339-9333

Autores

Llor Muelas, Antonio
Profesor Jesús Marín. Murcia
Menárguez Puche, Juan Francisco
Profesor Jesús Marín. Murcia
Vidal López, Ángela
Profesor Jesús Marín. Murcia