XXXIX Congreso de la semFYC - Málaga

del 9 al 11 de mayo de 2019

Comunicaciones: Casos clínicos

Nunca pasa nada... (Póster)

Ámbito del caso

 Servicios de urgencias, atención domiciliaria

Caso multidisciplinar

Motivos de consulta

Paciente de 69 años que solicita visita domiciliaria por nuevo episodio de vértigo periférico ya conocido acompañado de náuseas y vómitos. 

Historia clínica

Enfoque individual

- Antecedentes personales: Alergia a penicilina. Diabetes mellitus no insulinodependiente con polineuropatía diabética y retinopatía diabética. Hipertensión arterial. Dislipemia. Cirugía de cataratas ambos ojos.

- Anamnesis: Avisan por cuadro iniciado la noche anterior de sensación vertiginosa con giro de objetos, de inicio brusco y corta duración, en relación a los movimientos cefálicos y cambios posturales. Episodios previos similares, pero de menor intensidad. Náuseas con unos 5 vómitos. No refiere otra sintomatología digestiva ni focalidad neurológica.

- Exploración: Pupilas isocóricas y normorreactivas. Nistagmo horizontal que agota. Pares craneales conservados y simétricos. No claudica en Barre. Balance muscular 5/5, sensibilidad simétrica, Romberg, dismetrías y marcha no exploradas, no alteraciones del lenguaje. Dolor a la palpación musculatura parcervical bilateral.

Enfoque familiar y comunitario

Paciente conocida del cupo, con varias visitas en los últimos 2 años por el mismo motivo, estudiada por ORL y NRL y con buena respuesta al tratamiento pautado. Independiente para actividades de la vida diaria. 

Juicio clínico, diagnóstico diferencial, identificación de problemas

Vértigo periférico paroxistico. 

Tratamiento y planes de actuación

Inyectable intramuscular de sulpirida 100 mg/2ml y de metoclopramida 10mg/ 2 ml. 

Evolución

A las pocas horas, la paciente acaba en Urgencias de su hospital de referencia con cuadro de mioclonías, trismus, disquinesias e hipersialorrea, orientándose como trastorno discinético agudo secundario a metoclopramida vs sulpirida

Conclusiones (y aplicabilidad para la Medicina de Familia)

Tanto la sulpirida como la metoclopramida son fármacos muy conocidos y muy utilizados tanto en la consulta diaria como en los servicios de urgencias. Ambos fármacos bloquean los receptores de dopamina a nivel central, pudiendo ocasionar trastornos del movimiento secundarios en forma de distonías y discinesias.
A pesar de que estos secundarismos son ampliamente conocidos por los clínicos, es fácil caer en una falsa sensación de seguridad e inocuidad dada la baja incidencia de estas reacciones en relación a su alta prevalencia de uso en la práctica diaria. Como profesionales, debemos recordar y tener siempre en cuenta los posibles efectos secundarios de los tratamientos que administramos y no caer en la autocomplacencia a la hora de prescribir medicaciones que manejamos frecuentemente.


Comunicaciones y ponencias semFYC: 2021; Comunicaciones: Casos clínicos. ISSN: 2339-9333

Autores

Guillen Castillo, Maria del Mar
UBS de Porreres. Mallorca
Vidal Ribas, Cristina
CS Alaro- Binissàlem. Binissàlem. Mallorca
García Dos Ramos , Judith Alejandra
CS Son Sardina. Palma. Mallorca