XXXIX Congreso de la semFYC - Málaga

del 9 al 11 de mayo de 2019

Comunicaciones: Casos clínicos

Por la noche no todos los gatos son pardos (Póster)

Ámbito del caso

Atención primaria y atención especializada.

Caso multidisciplinar

Motivos de consulta

Hombre de 58 años que acude a consulta por alteraciones visuales.

Historia clínica

Enfoque individual

AP: HTA en tratamiento con losartan que trabaja de conductor. Antecedentes de daltonismo (diferencia los colores entre ellos).

EA: Consulta porque desde hace dos años presenta alteraciones visuales, principalmente le cuesta ver en lugares oscuros y tiene dificultad para bajar las escaleras. Le cuesta volver a enfocar los objetos situados lateralmente tras la movilización de la cabeza.  Niega diplopía o visión borrosa. No dolor ocular ni cefalea. No problemas para leer o usar el móvil.

EF: TA: 134/82 73x’. Consciente y orientado. Pupilas isocóricas y normorreactivas, no nistagmus, no alteraciones campimétricas, no alteraciones de los músculos oculares externos. No alteraciones de pares craneales. Resto de exploración sin cambios.

PC: Analítica: sin alteraciones. Agudeza visual: 0.9= / 0.9+ . Campos visuales: reducción concéntrica , respeto central.

Se deriva a oftalmología para estudio. Se realiza: FO: papilas y máculas bien. Periferia lesiones pigmentadas compatibles con espículas óseas, de predominio nasal bilateral.  TAC craneal: Sinusitis maxilar bilateral. RM craneal: Probable pequeña anomalía venosa del desarrollo frontal izquierda. Potenciales evocados visuales: Transmisión a través de la vía visual para la estimulación de ambos ojos admisible dentro o en el límite de la normalidad, sin signos diagnósticos de patología. Tomografía de coherencia óptica: no signos de edema macular, disminución del espesor retiniano.

Juicio clínico, diagnóstico diferencial, identificación de problemas

Tras la realización de múltiples pruebas complementarias se descarta déficit de vitaminas, patología infecciosa, orgánica y alteraciones del cristalino por lo que se orienta finalmente como RETINOSIS PIGMENTARIA.

Tratamiento y planes de actuación

Actualmente no hay cura para la enfermedad.

Vitamina A y E con antioxidantes que pueden retrasar la pérdida del campo visual.

Cirugia de catarata si es la responsable de la disminución de la agudeza visual.

Evolución

En seguimiento por oftalmología para control de las alteraciones que se vayan presentando.

Conclusiones (y aplicabilidad para la Medicina de Familia)

La retinosis pigmentaria es una enfermedad de componte genético por lo que sería pertinente hacer un abordaje multidisciplinar sobre todo en el manejo del impacto emocional que puede desencadenar el conocer y asumir el diagnóstico y lo que supone la transmisión de una enfermedad hereditaria a sus descendientes.


Comunicaciones y ponencias semFYC: 2021; Comunicaciones: Casos clínicos. ISSN: 2339-9333

Autores

Palomino Bustos, Alma Maria
CAP Florida Sud. Hospitalet de Llobregat. Barcelona
Gonzalez Said, Samir
CAP El Castell. Castelldefels. Barcelona