XXXIX Congreso de la semFYC - Málaga

del 9 al 11 de mayo de 2019

Comunicaciones: Casos clínicos

Prevención cardiovascular, una meta de salud (Póster)

Ámbito del caso

Atención Primaria y Servicio de Urgencias

Caso multidisciplinar

Motivos de consulta

Disartria y hemiparesia de miembro superior izquierdo (MSI).

Historia clínica

Enfoque individual

Varón de 53 años que acude sin cita a la consulta refiriendo sensación de adormecimiento de lengua y desviación hacia lado izquierdo, dificultad para hablar y debilidad de MSI de un día de evolución. Además, refiere empeoramiento del cuadro con mal estado general, decaimiento y temblor generalizado. Como antecedentes de interés presenta dislipemia, sobrepeso e HTA no diagnosticada previamente. Niega hábitos tóxicos.  En exploración física destaca: TA 220/140 mmHg, FC 130 lpm, disartria sin desviación de la comisura labial y fuerza de MSI 4/5.

Enfoque familiar y comunitario

Vive con su hija tras separación de su mujer hace 7 años, que no termina de aceptar actualmente. Preocupación por situación económica. No había acudido anteriormente a consulta.

Juicio clínico, diagnóstico diferencial, identificación de problemas

Se deriva a urgencias para descartar posible ACV, según “Código ICTUS”.

Tratamiento y planes de actuación

En urgencias se diagnostica de infarto lacunar capsular derecho.  Al alta, acude a consulta con informes para control con su Unidad de Atención Familiar (UAF) de factores de riesgo cardiovascular (HTA, dislipemia y sobrepeso): Se identifican factores para la motivación a seguir conductas saludables, se informa del propósito y beneficios del ejercicio y dieta prescrita y se incorporan estrategias para potenciar la autoestima. Tratamiento farmacológico: Adiro 100mg, 1/24horas y Olmesartán Medoxomilo 20mg - Hidroclorotiazida 25mg, 1/24horas.

Evolución

Al alta hospitalaria presentaba TA 150/100 mmHg, tras 5 meses en control por su UAF, continúa en incapacidad temporal con cifras de TA 139/85 mmHg y refiere secuelas neuropsicológicas (memoria y ansiedad).

El paciente controla su TA, toma medicación según prescripción, utiliza las pautas nutricionales para planificar las comidas y limita la ingesta de sodio y lípidos.

Conclusiones (y aplicabilidad para la Medicina de Familia)

El paciente sufrió un ictus con 53 años, debido, probablemente, al desconocimiento sobre su estado real de salud. Este caso pone de manifiesto la importancia de la prevención primaria y secundaria en AP, una adecuada gestión clínica poblacional, así como un abordaje integral de la persona, pues expresa haberse “descuidado” debido a la situación personal por la que ha atravesado estos últimos años.


Comunicaciones y ponencias semFYC: 2021; Comunicaciones: Casos clínicos. ISSN: 2339-9333

Autores

Orihuela Olivares, María Alejandra
Consultorio El Sauzal. San Cristobal de la Laguna. Tenerife
Gutiérrez González , Patricia
UD de MFyC La Laguna. San Cristobal de la Laguna. Tenerife
Aragonés Jiménez, Antonio Francisco
Consultorio El Sauzal. San Cristobal de la Laguna. Tenerife