Comunicaciones: Casos clínicos

Síndrome de Guillain-Barré asociado a infección por VIH no conocida (Póster)

Ámbito del caso

Atención Primaria.

Motivos de consulta

Una mujer de 58 años, sin antecedentes de interés, fue remitida desde su Centro de Salud por un cuadro de debilidad progresiva de miembros inferiores asociando múltiples caídas en las últimas 48 horas.

Historia clínica

Enfoque individual

A la anamnesis, refería episodio febril con vómitos y artromialgias hacía 2 semanas, todo ello sugestivo de viriasis inespecífica por la que consulto varias veces recibiendo tratamiento sintomático. Neurológicamente, llamaba la atención una paresia en prensión de amba manos y ambos miembros inferiores de predominio proximal, arreflexia rotuliana y aquilea, hipostesia algésica L5 izquierda y marcha asistida parética con dificultad en puntas y talones.  Ante la elevada sospecha clínica de síndrome de Guillain Barré (SGB), se remitió a Urgencias Hospitalarias. El TAC cerebral no mostró alteraciones significativas. En la punción lumbar se obtuvo una muestra de LCR  turbio que revelaba hipoproteinemia, y leucocitosis con un 100% de predominio de células mononucleares. Se realizó un Western Blot que resultó positivo para virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) tipo I, objetivandose la presencia de antígenos p31, gp160 y gp41 presentes mediante inmunocromatografía. La carga viral en sangre fue de 219.000 cp/mL y la cifra de linfocitos T CD4+ de 930 cel/microlitro. El electromiograma no mostro alteraciones neuromusculares periféricas compatibles con polineuropatía axonal ni desmielinizante. 

Juicio clínico, diagnóstico diferencial, identificación de problemas

La paciente fue diagnosticada de Sindrome de Guillain Barré asociado a infección por VIH no conocida. 

Tratamiento y planes de actuación

Durante su ingreso la paciente inició terapia con inmunoglobulinas iv a 0,4 g/kg/día durante 5 días. 

Evolución

Posteriormente, se inició terapia antirretroviral con evolución favorable.

Conclusiones (y aplicabilidad para la Medicina de Familia)

El SGB requiere un manejo multidisciplinar de las posibles complicaciones que pueden llegar a presentarse: fallo respiratorio, arritmias, infecciones asociadas y prevención de tromboemobolismo.  En el tratamiento específico se recomiendan inmunoglobulinas a 0,4 g/kg/día durante 5 días o recambio plasmático, ambos considerados de primera línea (Nivel A). Las IGiv tras el recambio plasmático como combinación no aportan un beneficio significativo por lo que no se recomiendan (Nivel B). La corticoterapia combinada con IGIV puede tener menor beneficio a corto plazo por lo que tampoco se recomienda (Nivel C).Es importante remarcar el elevado índice de sospecha requierido así como el potencial riesgo que existe de desarrollar una complicación fatal y la necesidad de instaurar monotirización estrecha y un tratamiento precoz para evitarlo. 

Comunicaciones y ponencias semFYC: 2021; Comunicaciones: Casos clínicos. ISSN: 2339-9333

Autores

Juliá Romero, Celia
CS Torrente I. Valencia
Gallego Llavata, Alicia
CS Torrente I. Valencia