XXXVI Congreso de la semFYC – A Coruña

del 9 al 11 de junio 2016

Comunicaciones: Casos clínicos

Vigilar la medicación que otros mandan (póster)

ÁMBITO DEL CASO

Atención Primaria

Caso multidisciplinar

 

MOTIVOS DE CONSULTA

Presencia de un exantema pruriginoso.

 

HISTORIA CLÍNICA

Enfoque individual

Antecedentes personales: HTA, Depresión.

Anamnesis: mujer de 74 años que consulta por exantema pruriginoso de 24 horas de evolución, acompañado de sensación distérmica en un inicio.

Exploración: exploración por aparatos sin alteraciones. Temperatura 37ºC. Exantema maculo-papuloso de predominio en tronco, pliegues axilares e inguinales, inicio de descamación, que cede parcialmente a la digitopresión. Palmas, plantas y mucosas respetadas.

Pruebas complementarias: Analítica con 12890 leucocitos, 94% polimorfonucleares. Interconsulta a Dermatología-Urgencias.

 

Enfoque familiar

Se llevó a cabo exhaustiva entrevista clínica, con el fin de identificar  posibles causas que pudieran dar lugar al exantema. Comenta toma de un nuevo fármaco, Bupropion, 3 días antes de comenzar el cuadro. No refiere desplazamientos a lugares con alérgenos, ni ingesta de otros alimentos o fármacos nuevos. Personas del entorno asintomáticas.

 

Desarrollo

Se sospecha reacción medicamentosa a Bupropion, por lo que retiramos el fármaco e iniciamos tratamiento empírico con Cetiricina, con escasa mejoría, por lo que realizamos interconsulta a Urgencias Dermatológicas para toma de biopsia cutánea y pedimos analítica, donde hallamos neutrofília, sin eosinofília, que inclina la balanza hacia un exantema morbiliforme medicamentoso, sin criterios de gravedad, en vez de una reacción urticariforme.

 

Tratamiento

Tras toma de biopsia, intensificamos el tratamiento antihistamínico e iniciamos Prednisona a dosis medias/altas  y se cita de forma programada a los 3 días. 

 

Evolución

Las lesiones mejoraron y se le pudo retirar progresivamente el tratamiento. La biopsia confirmó nuestro diagnóstico de presunción, informando de “piel con dermatitis linfoide superficial y profunda perivascular, con eosinófilos y edema dérmico superficial”.

 

CONCLUSIONES

La aplicabilidad de este caso se basa en que aunque un tratamiento lo paute otro especialista, la persona que le va a realizar el seguimiento inmediato es el médico de familia, y es quién puede detectar reacciones adversas, intolerancias y no cumplimiento, al tener un contacto más estrecho con el paciente, y como en este caso, evitar una progresión de una reacción adversa hacia un cuadro de mayor gravedad.

 

 


Comunicaciones y ponencias semFYC: 2020; Comunicaciones: Casos clínicos. ISSN: 2339-9333

Autores

Reverte Pagán, Yurena
CS Vistabella. Murcia
Cano Bernal, Carmen María
CS Vistabella. Murcia