XXXV Congreso de la semFYC - Gijón

del 11 al 13 de junio 2015

Comunicaciones: Casos clínicos

Vómitos complicados (póster)

ÁMBITO DEL CASO

Servicio de Urgencias

Caso multidisciplinar.

 

MOTIVOS DE CONSULTA

Vómitos y epigastralgia.

 

HISTORIA CLÍNICA

Enfoque individual

Antecedentes personales: sin alergias medicamentosas conocidas,  sin antecedentes médico-quirúrgicos, sin tratamiento habitual.

Anamnesis: varón 18 años,  refiere epigastralgia, náuseas, vómitos alimenticios,  febrícula (37.5) de 4 días de evolución sin diarrea ni estreñimiento, heces sin productos patológicos, niega trasgresión dietética; además presenta “sensación de ocupación” en región cervical anterior que apareció dos días después del cuadro inicial, no dolor torácico.

Exploración: TA: 120/80, FC:80 lpm, afebril.

Cabeza y cuello: no adenopatías, no ingurgitación yugular, pulsos carotideos palpables y simétricos, enfisema subcutáneo región cervical  anterior.

Auscultación Cardiorrespiratoria: normal.

Abdomen: blando, depresible, doloroso a la palpación en epigastrio, sin irritación peritoneal, no masas ni megalias, ruidos hidroaéreos aumentados, blumberg y Murphy -. 

Pruebas complementarias:

Analítica de sangre:  13.000 leucocitos, PCR 12.7

Radiografía de tórax: gas en tejido subcutáneo cervical, no neumotórax.

Radiografía de abdomen: luminograma sin alteraciones, gas distal, se observan líneas del psoas.

TAC  cuello, tórax y abdomen con contraste oral e iv: enfisema subcutáneo que se extiende desde la región facial anterior hasta la pared anterior abdominal disecando planos musculares, burbujas aéreas en pared lateral derecha esofágica intramural, neumomediastino que diseca los diferentes estructuras mediastínicas extendiéndose a cisuras de ambos hemitórax.

Esofagogastroduodenoscopia con bario: no se aprecia extravasación del contraste durante el estudio realizado a nivel esofágico; debido a la presencia de burbujas en pared lateral esofágica intramural en su tercio inferior, no podemos descartar que la rotura haya sido a dicho nivel.

 

Enfoque familiar

Varón de 18 años, estudiante segundo bachillerato, hijo único, acude acompañado por su madre a consulta.

 

Desarrollo

Juicio clínico: Microperforación esofágica. Diagnóstico diferencial: úlcera perforada, infarto miocardio, disección aórtica, pancreatitis, neumotórax.

 

Tratamiento

Dieta absoluta, ondasentron 4 mg iv/8h, pantoprazol 40 mg iv/ 24h, metoclopramida 10 mg iv/8h, piperacilina sódica 4g/tazobactan sódico 500mg  iv/8h, metronidazol  500 iv/8h.

 

Evolución

Presento óptima evolución durante su ingreso permaneciendo asintomático, con mejoría clínica  y exploratoria, con disminución del enfisema hasta desaparición en su séptimo y último día de ingreso.

 

CONCLUSIONES

El síndrome de Boerhaave es generalmente causado por vómitos, tos, así como otras situaciones, pudiendo ocasionar neumomediastino, mediastinitis, sepsis y shock; gracias a una correcta anamnesis y exploración se pudo llegar al diagnóstico de este síndrome infrecuente pero de elevada mortalidad.

 

 


Comunicaciones y ponencias semFYC: 2021; Comunicaciones: Casos clínicos. ISSN: 2339-9333

Autores

Faz García, María del Carmen
CS El Palo. Málaga
Ariza González, Marta
CS El Palo. Málaga
Morales Sutil, María Luisa
CS El Palo. Málaga